Cómo lavar las toallas y mantenerlas suaves

Ya sean toallas de baño, toallas de mano o paños, lavar las toallas de forma correcta es esencial para mantenerlas suaves y absorbentes. Nuestra guía paso a paso te mostrará cómo lavar las toallas y cómo hacer que vuelvan a ser suaves.

En Most Dear seleccionamos manualmente todos los productos. Podemos ganar una comisión a través de nuestros enlaces sin coste adicional para ti. Saber más.

Dado que las toallas deben lavarse cada tres usos aproximadamente, cuidarlas correctamente ayudará a mantenerlas como nuevas y con un olor fresco.

Materiales que necesitarás para lavar las toallas

  • Detergente
  • Lejía o blanqueador de color
  • Vinagre blanco (opcional)
  • Bolas de lana (opcional)

Paso 1: Consulta la etiqueta de cuidado

Las toallas nuevas deben lavarse antes de usarlas para eliminar cualquier revestimiento químico y ayudar a reducir las pelusas. Antes de lavarlas, recuerda consultar la etiqueta de cuidado. Algunas toallas pueden tener ribetes u otros tejidos decorativos diferentes a los de la toalla de algodón normal, lo que puede afectar al ciclo de lavado y secado que se utilice.

Paso 2: Separa las toallas por colores

Para mantener el brillo de las toallas blancas y ayudar a prevenir la decoloración, lávalas por separado. Las toallas de colores brillantes y oscuros deben lavarse por separado para evitar la decoloración o la transferencia del tinte. También querrás lavar las toallas solas para evitar cualquier posible transferencia de bacterias en tu ropa.

Utiliza un detergente exclusivo para ropa oscura para evitar las transferencias, limpiar, recuperar y proteger el color.

Micolor Detergente Gel Black

Pack de 4 botes de 30 lavados y un total 120 lavados.

Comprar ahora

Paso 3: Cargar las toallas en la lavadora

Añade las toallas sin apretarlas en la lavadora, ya que deben poder moverse por el cesto de la lavadora para que se limpien a fondo. Algunas lavadoras de mayor capacidad pueden manejar más toallas a la vez, pero ten cuidado de no sobrecargarlas.

Paso 4: Añadir detergente y otros aditivos

Añade el detergente como lo harías normalmente para una carga normal. Si tus toallas comienzan a notarse rígidas, puedes considerar añadir un poco menos de detergente. Los residuos de un exceso de detergente pueden acumularse con el tiempo y ser más difíciles de lavar.

Wipp Express Detergente

Pack de 4 botellas de líquido para 30 lavados, para un total de 120 lavados.

Comprar ahora

Si utilizas lejía para dar brillo o desinfectar las toallas blancas, añade aproximadamente medio tapón de lejía líquida en el dispensador de lejía.

Consejo de limpieza: Cómo hacer que las toallas vuelvan a ser suaves

Puedes utilizar suavizante o toallitas para la secadora para ayudar a suavizar las toallas rígidas, pero los productos químicos pueden afectar a la capacidad de absorción de las toallas y dejar una capa que repele en lugar de absorber el agua.

Lo mejor es añadir medio vaso de vinagre blanco destilado o bicarbonato de sodio en la carga, lo que te ayudará a ablandar las fibras y a eliminar cualquier olor a humedad.

Paso 5: Elige el ciclo y los ajustes adecuados para lavar las toallas

Cómo lavar las toallas y mantenerlas suaves

Las toallas deben lavarse con el agua más caliente que sea adecuada para el tejido según la etiqueta de cuidado. Por lo general, se recomienda lavar las toallas con agua tibia o caliente.

Utiliza un ciclo específico para toallas o un ciclo normal. También se puede utilizar un ciclo de desinfección, pero puede no ser recomendable para cada lavado, dependiendo del tejido de la toalla.

Algunas lavadoras, como los modelos de carga superior, te ayudan a elegir un ciclo basado en lo que estás lavando y en cómo lo estás lavando.

Paso 6: Secar las toallas en la secadora

Una vez completado el ciclo de lavado, transfiere las toallas a la secadora de inmediato para evitar la acumulación de olores a humedad. Para ayudar a que las toallas se sequen más rápido, sacúdelas bien antes de cargarlas para ayudar a liberar cualquier arruga o pliegue.

Las toallas deben secarse con el calor más apropiado para el tejido según la etiqueta de cuidado. Por lo general, se recomienda un calor bajo o medio. Utiliza un ciclo específico para toallas o un ciclo normal.

El calor alto y el secado excesivo pueden dañar el tejido, así que asegúrate de retirar las toallas rápidamente una vez que estén secas. Algunas secadoras contienen sensores de humedad que detienen el ciclo automáticamente cuando la ropa está seca. También puedes añadir bolas de lana o goma para la secadora para ayudar a suavizar las toallas y mayor eficacia de secado.

Echoss bolas lana reutilizables

Lana de oveja pura, natural y orgánica de Nueva Zelanda.

Comprar ahora

Paso 7: Doblar las toallas cuando estén secas

Espera a que las toallas estén completamente secas antes de sacarlas de la secadora, ya que cualquier resto de humedad puede causar olores a humedad. Dobla las toallas y guárdalas en un lugar fresco y seco para mantenerlas frescas y suaves.

Artículos similares

Cómo evitar que la ropa negra y oscura destiña

Cómo evitar que la ropa negra y oscura destiña

Lavar la ropa negra y oscura de la forma adecuada te ayudará a mantenerla viva y a proteger la ropa más clara de la transferencia de color. Si quieres mantener tu armario con un aspecto fresco, es importante saber cómo evitar que la ropa negra y oscura se destiña.

Por Dolores Domingo