Cómo limpiar el horno

Aunque es una tarea que se suele pasar por alto, la limpieza del horno es increíblemente beneficiosa. Un horno bien limpio retiene y distribuye el calor de forma eficiente, lo que se traduce en delicias bien cocinadas y más sabrosas.

En Most Dear seleccionamos manualmente todos los productos. Podemos ganar una comisión a través de nuestros enlaces sin coste adicional para ti. Saber más.

Un horno limpio también reduce la factura de la luz porque se calienta de forma más rápida y eficazmente que uno sucio. Además, evita los posibles riesgos de incendio y los riesgos para la salud relacionados con los alimentos quemados o carbonizados.

Así que, si necesitabas la motivación para limpiar tu horno, ahora la tienes. Y para darte un empujón en la dirección correcta, aquí tienes todo lo necesario para limpiar tu horno.

La mejor manera de limpiar un horno

La mayoría consideramos que la limpieza del horno es una tarea agotadora y molesta. Pero es porque lo hacemos de forma incorrecta. Aquí tienes una guía paso a paso sobre la mejor manera de limpiar un horno:

Reúne tus suministros de limpieza

Los productos de limpieza adecuados dejarán tu horno “como los chorros del oro” y te facilitarán el proceso de limpieza. Para limpiar en profundidad tu horno, necesitarás lo siguiente:

  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre blanco natural
  • Agua
  • Botella para pulverizar
  • Trapo de limpieza
  • Guantes de goma
  • Agua caliente
  • Detergente para platos

Ten en cuenta que también puedes utilizar un limpiador de hornos comprado en la tienda en lugar de bicarbonato de sodio y vinagre natural.

HG Limpiador eficaz de hornos

Elimina la grasa apelmazada y quemada.

Comprar ahora

Retirar y remojar las rejillas del horno

Aunque las rejillas del horno suelen ser la parte más difícil de la limpieza del horno, puedes hacer la tarea un poco más fácil remojándolas primero. Añade unas gotas de detergente para platos en el agua caliente que has preparado antes, y sumerge las rejillas del horno. Deja las rejillas en remojo durante una hora mientras sigues los siguientes pasos.

Si hace tiempo que no lavas el horno y necesita una limpieza a fondo, pon las rejillas en remojo toda la noche. Como alternativa, puedes recubrirlas con esta pasta que se describe a continuación (sólo si son de acero inoxidable). Para limpiar un horno de forma rápida y eficaz, retira y aparta también sus otros componentes.

Retirar el exceso de suciedad

Mientras las rejillas de tu horno están en remojo, ponte tus guantes de limpieza y con un trapo de limpieza húmedo, quita toda la suciedad que puedas de la base de tu horno. Cuanto más elimines, más fácil será la limpieza.

Crear y aplicar la pasta limpiadora para hornos

En un bol o taza pequeña, mezcla ¾ de bicarbonato de sodio y medio vaso de agua para crear una pasta limpiadora de horno. Puedes ajustar la proporción dependiendo del tamaño de tu horno. Extiende la pasta por todo el interior del horno, prestando especial atención a los rincones más grasientos y evitando las superficies metálicas desnudas.

Ten en cuenta que la pasta empezará a dorarse al entrar en contacto con la grasa. Déjala reposar durante una hora ó 12 horas si tu horno requiere una limpieza profunda. También puedes utilizar un limpiador de hornos en lugar de la pasta para limpiar el horno.

Una vez pasada el tiempo de reposo, utiliza un trapo de limpieza húmedo para limpiar la pasta. Añade un poco de vinagre al trapo de limpieza para eliminar los trozos de pasta más resistentes que no se desprenden. Aclara el trapo de limpieza y utilízalo para limpiar todas las superficies. Pon un poco de vinagre en una botella de spray y rocíalo en las zonas pegajosas y difíciles para asegurarte de que eliminas toda la suciedad. Sécalo con un trapo de limpieza en seco.

Limpia las rejillas del horno

Después de una hora, toda la suciedad persistente se habrá ablandado, y será más fácil limpiar las rejillas del horno. Frota las rejillas con un cepillo duro o un estropajo para eliminar la suciedad, acláralas bien, sécalas y vuelve a meterlas en el horno.

Limpia el cristal y los pomos del horno

Crea una solución de vinagre diluido y rocíalo para limpiar el cristal del horno. Límpialo suavemente con tu trapo de limpieza o con un paño de microfibra, y luego acláralo bien con agua corriente. Sécalo para conseguir un brillo extra. Para los pomos del horno, añade unas gotas de vinagre a su trapo limpio, y utilízalo para limpiar alrededor de ellos.

Artículos similares

Cómo evitar que la ropa negra y oscura destiña

Cómo evitar que la ropa negra y oscura destiña

Lavar la ropa negra y oscura de la forma adecuada te ayudará a mantenerla viva y a proteger la ropa más clara de la transferencia de color. Si quieres mantener tu armario con un aspecto fresco, es importante saber cómo evitar que la ropa negra y oscura se destiña.

Por Dolores Domingo